Quién es el mayor (Nelly Esther Boubila de García)

Quién es el mayor

Nelly Esther Boubila de García

QUIÉN ES EL MAYOR

Nelly de García

Hubo también entre ellos una disputa sobre quién de ellos sería el mayor.
Pero él les dijo: Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellos tienen autoridad son llamados bienhechores; mas no así vosotros, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve.
Porque, ¿cuál es el mayor, el que se sienta a la mesa o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve
” (Lucas 22:26)

 

Las precisas y elocuentes palabras del Maestro enfriaron la acalorada disputa que se había suscitado entre sus más cercanos: los doce. Sorpresivamente todo quedó en claro… Frente a ellos estaba el “mayor”… el Maestro… el que estaba entre ellos como el que sirve

Es que la poca percepción que tenían los discípulos de la Obra que Jesús había venido a realizar, del día y de la hora en que sería entregado para ser juzgado y crucificado, era no sólo escasa sino pobre, se esfumaba en discusiones vanas y sin sentido, opacadas en cierto modo por la esperanza de aquel Mesías libertador que ellos tanto habían esperado para derrotar el yugo romano que pesaba sobre la nación. Probablemente, ésta era la razón que les impedía entender que el Cristo de Dios había venido a poner su vida en rescate por muchos… que había venido para levantar un reino que no era de este mundo, que estaba en el mundo pero que era de arriba, celestial, inconmovible. Desde esta perspectiva, ¿quién de ellos podría seguir pensando que sería el mayor?, ¿estaría alguno dispuesto a ser el menor de entre ellos, el que sirve?
Qué poco habían entendido de ese servicio del que Jesús les hablaba… qué poco de la crucifixión y muerte, de su resurrección y ascensión a los cielos… Qué poco entendían del Cristo divino, del Dios hecho hombre.

Por eso Jesús, queriendo hacer prácticas sus continuas enseñanzas acerca del verdadero servicio, pocas horas antes de ir a la cruz, sabiendo que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, y que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla se la ciñó… puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido (Juan 13:3 a 5)
Este acto de lavar los pies, era realizado por los esclavos de más baja escala dentro de la servidumbre. Jesús, sabiendo que había venido a este mundo al modo de un verdadero esclavo (gr. doulos), se quita el manto, toma la toalla del sirviente y comienza a lavar los pies de sus íntimos.
Sorprendidos y atónitos, los discípulos no alcanzaban a comprender por qué el Señor y Maestro tomaba tan vil servicio. Pedro es el primero que se niega con un rotundo: “no me lavarás los pies jamás”… y los demás, oyendo la dura respuesta de Jesús, agachan avergonzados la cabeza y ponen sus pies a disposición del Amo. ¿Quién podía comprender aquella escena? Sin embargo, días después, cuando el Señor resucita y asciende a los cielos, ellos, comienzan a dar testimonio de aquel que se decía ser el Cristo, el Mesías.

Y mientras consideramos la óptica de los discípulos de aquella célebre hora, que viviendo cara a cara con Jesús podían captar tan poco de su entrega, nos preguntarnos, ¿sabemos cuál es nuestro lugar dentro de la iglesia del Señor? ¿Estamos permitiendo que nuestro corazón baje sus ansias de poder eclesiástico, para transformarnos en esclavos de Jesucristo? ¿Sigue hoy la disputa de quién será el mayor?…

Las palabras del Maestro siguen resonando:… ¿sabéis lo que os he hecho?… Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Current day month ye@r *